#MyFriendsRide – Meridiano Verde: reto cumplido

Toda aventura tiene un punto de inicio y una motivación, en ocasiones puede requerir de cierta preparación y planificación, y ante todo debe aportar una experiencia. #MyFriendsRide surgió como un juego, se transformó en una cifra que generó un reto, y ha dado lugar a una aventura que ha sido toda una experiencia. 235 fueron los kilómetros que amigos y amigas sugirieron que realizara en una salida, y 240 kms han sido los que me han aportado una de las mejores experiencias vividas con y sobre la bici.

El prólogo: Sentmenat – Ripoll – Camprodon

Comienza la aventura con salida desde Sentmenat, marcha en bici hacia la estación de Rodalies de Santa Perpètua, donde tenía planificado subir al tren R3 destino Ripoll, a las 16.20. Es el prólogo de la aventura, y el primer tramo de #MyFriendsRide, un recorrido de 13 kms de ligero descenso, camino bien conocido. Salgo con tiempo suficiente para llegar tranquilo, acabando los últimos preparativos y montando sobre la Trek, que estrenaba transmisión después de superar los 7.000 kilómetros en poco más de un año (pobre…). El viaje transcurre sin incidencias, raro, llegando puntual a Ripoll, raro raro. Durante el viaje no hago más que pensar y repasar lo planificado, consultar el mapa, materiales… todo ok. También voy experimentando una extraña sensación, de ilusión, motivación, cierta excitación ante el reto que me espera. Es emocionante!

Una vez en Ripoll, sigo adelante con el segundo tramo de la aventura, Ripoll – Camprodon, un trayecto de 25 kilómetros, con un desnivel aproximado de 500 metros positivos, siguiendo la ruta del Ferro i el Carbó, primero, y la ruta de Ter (me trajo buenos recuerdos de mi primer 200, y pronto volveré) a continuación, por caminos cimentados, pistas y algún tramo de carretera. Rodé muy relajado, con ganas de vivir la experiencia, sin apuros, sin dorsal, con calma, en soledad, disfrutando el momento.

A las 19.15, antes de lo previsto, llegaba a Camprodon. Aprovecho para dar una vuelta por el pueblo, muy animado un viernes tarde, antes de ir en busca del alojamiento donde pasaría la noche, Hostal La Placeta, todo un acierto. Un alojamiento sencillo, cálido, con un trato próximo y amable, comprensivos y generosos con los aventureros de la bici (lugar para guardar la bici, almuerzo a primera hora y para el camino), y lo mejor, comida casera, casolana, tanto en cena como almuerzo, gracias a Enric por el trato. Un lugar para volver y muy buena opción como base para hacer rutas por la zona.

Tras una conversación con unos franceses que realizaban la Transpirenaica en BTT, aventura mayor que acababan de comenzar con destino Hondarribia, pude disfrutar de una buena cena, y un buen descanso… aunque reconozco que costó dormir, había mucha emoción y ganas de empezar la gran ruta, el Meridiano Verde, 160 kms y 3500 metros de desnivel positivo. La razon por la cuál escogí esta ruta, era porque junto al resto de tramos (13 + 25 + 160 + 40) permitía cubrir la distancia del reto principal #MyFriendsRide (235 kms). Llevaba conmigo el mapa y track de la ruta publicado por Monteditorial, pues la misma no está señalizada en todo el recorrido, y ambos aportan la guía adecuada como referencia de consulta y para navegar.

La aventura: Camprodon – Ocata (Meridiano Verde) – Sentmenat

Son las 6h., despierto, los franceses también están en pié. Tras un gran desayuno, acabo de prepararme y bajo a recoger la bici. Enric del hostal, a quien hemos hecho levantar un par de horas antes, me entrega además una bolsa con aguas, manzanas y una cola, un gran detalle. Antes de desearnos suerte, nos hacemos una foto con el grupo de franceses, ellos salen dirección Col de Pal con destino Bagà, yo salgo hacia Ogassa y con una primera parada planificada en Bellmunt, todo ello camino desconocido, terreno por descubrir.

Este primer tramo, de Camprodon a Bellmunt, tiene una distancia de 54 kms, acumula buena parte del desnivel, prácticamente 1500 metros, y transcurre por un terreno sin ninguna dificultad técnica, todo son caminos rurales asfaltados, pistas y carreteras secundarias, terreno perfecto para gravel. Paso por la cima coppi de la ruta, Pla d’en Plata a 1366 msnm, soy el primero en pasar por un control de una carrera de motos de 1000 kms, toma ya!!

El terreno fácil lo es prácticamente hasta llegar al pie de Bellmunt, en donde encontramos pista, piedras y a 300 metros de la cima un sendero en el que hay que poner pié y cargar con la bici. En este caso las imágenes expresan más de lo que pueda explicar, observar y os haréis una idea mejor sobre los paisajes y sensaciones disfrutadas. Sólo decir que las vistas al llegar a lo alto de Bellmunt son magníficas, y eso que el día y la visibilidad no acompañaron, eran las 11.45 h.

En Bellmunt hay un bar restaurant, Mirador de Catalunya, que sirve almuerzos y comidas, y está ubicado en un lugar privilegiado, a 1246 msnm. Aprovecho para hacer un buen almuerzo, salado para recuperar sales, y cargar energía para el siguiente tramo: Bellmunt – Collformic. Este segundo tramo tiene una distancia aproximada de 50 kms y un desnivel de 1300 metros positivos. La primera mitad en teoría era muy rodadora, atravesando la plana de Vic, y en la parte final había que afrontar el ascenso más duro, para alcanzar nuevamente los 1300 msnm y llegar a Collformic, a 1145 msnm.

El tramo comienza con un rápido descenso hasta St. Pere de Torelló, y sigue pasando por Manlleu y Roda de Ter, llaneando entre pistas y caminos forestales, cruzando la cuenca del Ter. No se rueda cómodo, el calor cada vez aprieta más, era el mediodía entre las 13 y las 15h. Para complicar un poco más el escenario, aparece viento, de componente sur, que golpea de cara y costado, evitando poder coger ritmo y avanzar, y voy acumulando retraso.

Cerca de las 15 h., al paso por St. Julià de Vilatorta, busco y encuentro desesperadamente una fuente donde poder remojar cabeza y refrescarme, la calor aprieta aún más. Avanzo algo más, empiezo a tener cierta sensación de vacío en el estomago, me quedan algo más 15 kilómetros para llegar a Collformic, la mayoría de ascensión previsiblemente muy dura… al llegar a Vilalleons, al pié de las Guilleries y cerca ya del Montseny, encuentro una nueva fuente y vuelvo a parar. Justo enfrente veo el Restaurant Cal Teixidor… no me lo pienso mucho son las 15.15h., las peores horas de sol, necesito una buena comida… entro, pregunto, hay un menú y me guardan la bici… perfecto!!

Unos días después puedo decir que esta parada me salvó de una visita del tío del mazo, un desfallecimiento seguro  en la ascensión al Montseny, fue una decisión muy muy acertada haber parado antes, para recuperar fuerzas y evitar las peores horas de sol. Cabeza y piernas, cabeza y piernas… Durante este tramo también pude recoger alguna imagen… fijaros en las calles, no se veía ni un alma, signo claro de la presencia de calor.

Tras la parada en Vilalleons, reprendo el camino afrontando la ascensión al Montseny, y los últimos 65 kilómetros de la ruta del Meridiano Verde, y los 105 restantes de #MyFriendsRide. Comienzo con una ascensión al Puig-l’Agulla, dentro del Parque de les Guilleries, y que marca el cambio de terreno, pasando a sendero, parte del GR2, y pista. Tras cruzar la carretera Seva-Viladrau, llegamos a la ascensión Sobrevía, una pista ancha con rampas entre el 15-20% a lo largo de 3 kms, y con un terreno recién tratado con excavadora, con una capa de 3 dedos de polvo, grava suelta… las ruedas de la BTT se hunden en la arena y no traccionan… tras intentarlo varias veces, decido poner pié y subir caminando, aún qquedanuchos kms por delante, hay que dosificarse. A continuación, superado este tramo, llegan varios senderos, técnicos, mucha piedra, nuevamente pié a tierra… y casi en la cima, un pequeño ganado se cruza en el camino… prácticamente un par de horas de ascensión, llego a las 18.15 h. a Collformic. Las vistas, como podéis ver en las fotos, de todo este tramo son excepcionales, compensaban el esfuerzo.

Tras una breve parada técnica en Collformic, se recupera el terreno favorable hasta el final de la ruta. Restan 55 kilómetros sobre pistas anchas, caminos rurales y carreteras. El paso por el Pla de la Calma siempre es un gozo, además recorro caminos por los que pasé día atrás en la Ultrabike. Continúa con el descenso por el pantano de Vallforners, en el cuál recupero muy buenas sensaciones y bajo con un buen flow, lo disfruto mucho, habrá que probarlo como ascensión. El final del descenso me lleva al pueblo de Cànoves y Samalús, nuevamente sobre caminos conocidos de la red Cyclocat. Llego con más pena que gloria a la Roca del Vallés, agotado ciertamente, donde esperaba la ascensión a la Serralada Litoral por la carretera de Òrrius, para afrontar el final de la ruta bajando por pista hacia Teià y la riera del Masnou. A las 21.15h., llegaba al Mediterráneo, tal y como podéis ver en la foto final anterior, aquí acababa el track de la Ruta Meridiano Verde. Muy contento, el primer pensamiento que me viente a la cabeza es ¿Dónde está el monolito?

Gran final: Ocata – Sentmenat

Durante la travesía voy contactando con la família y Jimmy, a quién siempre quieres tener a tu lado en largas rutas y me comentó que quizás se pasaría a recibirme a la llegada. Al ser más tarde de lo esperado, había previsto llegar sobre las 19.30 h. a Ocata, decido buscar el monolito y quizás encontrarme con Jimmy. Primero, debes cruzar las vías de tren, el paseo y la playa están tras una gran barrera (N-II y tren). Reculo un kilómetro dirección Mataró hasta poder cruzar… decido avanzar dirección Barcelona en busca del monolito… llego hasta el puerto del Masnou y no encuentro ni a Jimmy ni al monolito. Aviso a casa y a Jimmy, he llegado bien, monto luces e inicio camino a Sentmenat…

Al cabo de unos segundos recibo una llamada…es Jimmy!! Mamón!! No te vayas que estoy en el monolito!!! 🙂 ¿Dónde!? Vuelvo a recular un par de kilómetros hacia Mataró y finalmente, ya de noche, veo una luz al final del camino: es Jimmy y el monolito!!! Qué alegría!! Me fundo en un abrazo y le agradezco mucho, muchísimo que haya tenido el gesto de esperarme. Es más! Me saca una lata de Heineken y unos frutos seco: a tus piés Jimmy!!

Jimmy, después de hacer una ascensión a Montserrat con la flaca por la mañana, más de 100 kms, por la tarde tuvo la moral y el gesto de bajar hasta Ocata para estar puntual a las 19h. esperando mi llegada. Yo no aparecí hasta las 21.30 h. pasadas… gran gesto, buena definición de compañero y amigo. Tras comentar brevemente las incidencias y el porqué del retraso, comenzamos el camino hacia Sentmenat y Sabadell. Hago una llamada a casa, les había prometido llegar para cenar y que les invitaría… lo siento, no fue posible, pero lo más importante era que llegaba bien. Ciertamente ambos vamos algo justos de fuerzas (quizás hubiera sido buena idea haber parado a comer algo, pero era tan tarde que sólo pensaba en llegar a casa), pero aún así iniciamos el camino.

Pedalear de noche siempre es especial, buena temperatura, calma… y algún freak, que te aparece entre la oscuridad sin luces ni casco. Remontamos el Besós, ambos vamos cansados, aunque Jimmy no me dice nada, se percibe… pero es que yo iba también muy justo, sólo quería llegar a casa… más de 200 kilómetros sobre las piernas, y creo que él sabía que no iba bien, por eso decide acompañarme parte del camino hasta Santa Perpètua, hasta que no pudo más, y se lo agradeceré siempre. Al llegar al inicio del camino de la Riera de Caldes, a 10 kilómetros exactos para llegar a casa, le digo a Jimmy que no se preocupe, que creo que conseguiré llegar bien, eran las 0.00h. Nos damos ánimos y un abrazo y se separan nuestros caminos, últimos kilómetros para ambos.

A las 0.37 h. llego a Can Vilar, la satisfacción del reto conseguido supera esta vez el agotamiento, en otras circunstancias seguramente estaría en el suelo. El GPS marca más de 13 horas de pedaleo, 227 kms y 4600 metros de desnivel positivo… #MyFriendsRide ruta completada, reto conseguido! Palabra de Rider.

El mapa de la ruta

El mapa de la ruta #MyFriendsRide, elaborado con Carto,  muestra los diferentes tramos que forman parte del reto, con un total de 240 kms en bici, atravesando Catalunya de norte a sur. Pulsando sobre los diferentes elementos podéis acceder a información de transporte, logística, establecimientos, rutas… y con los diferentes widgets o útiles, podéis filtrar la información según el tipo de ruta o punto, o filtrar por niveles de elevación snm. Finalmente, sobre la ruta principal podéis consultar los parámetros principales del trayecto (distancia, elevación y velocidad).

Conclusiones

Ha sido una gran aventura y aún más una experiencia personal. Toda una prueba de resistencia, física y mental. Con vuestra colaboración y motivación he superado mis propios límites (no había realizado nunca una ruta tan larga y dura), o por lo menos aquellos que mentalmente nos ponemos. A la vez, también ha sido un gran viaje, que une puntos cardinales, de norte a sur, y pasa por gran parte de nuestra geografía (Del Pirineo al Mediterráneo). Y el hecho de ser en solitario, también lo ha hecho especial, muchas horas para pensar, reflexionar, relajarse, depurar…

Sobre la ruta del Meridiano Verde, tras la experiencia, quizás si que creo que es mejor planteársela en un par de días, para saborearla mejor. Aunque la opción realizada tiene un mayor componente de aventura, lo repetiría sin duda. El mapa y el track son de gran ayuda, ningún error encontrado. Atención Gravels! Ciertamente es una ruta gravel, pero los tramos de Bellmunt y Montseny son una dura prueba. La única sugerencia es ampliar la ruta para hacer coincidir el final de la misma con el monolito de el Masnou, como punto de enlace con el punto informativo en Ogassa. Está ubicado un par de kilómetros hacia el nordeste, en dirección a Mataró, a la altura de una gasolinera, en el paseo marítimo (en el mapa podéis ver la ubicación).

Y por último, lo más importante, destacar el valor de la familia y la amistad. La familia, no hay duda, es el motor de tu vida, te anima, te motiva a seguir y a sacar fuerzas donde crees que ya no las hay, y te da la oportunidad de afrontar estas aventuras, Gracias Nil y Sandra, por apoyarme, preocuparos y darme ánimos. La amistad, porque son aquellos pocos de quién sabes que puedes contar con ellos, muy pocos, en las situaciones más inverosímiles, buenas y malas, Gracias Jimmy. Ambos son pilares de tu vida, y me siento afortunado por poder contar con ellos.

Salut i pedals!

P.d.1: ahora toca descansar, recuperar, y comenzar a pensar en el próximo reto: Ter Bike Experience.

P.d.2: por si alguien se anima… os dejo la imagen con la que se inició el reto #MyFriendsRide, os animo a intentarlo, poneros en las manos de vuestros amigos.

reto.jpg
¿Te atreves? Únete y crea tu propio reto
Anuncios

3 comentarios sobre “#MyFriendsRide – Meridiano Verde: reto cumplido

    1. Gracias por leer la crónica, son muchos los detalles a explicar, pero se intenta sintetizar, y las imágenes ayudan. La ruta es muy recomendable, entera o por tramos. Recomiendo el recorrido Ripoll -Camprodon – Ogassa – Ripoll para disfrutar de una buena mañana, o la subida a Bellmubt desde Manlleu, disfrutarás de grandes vistas en un día con buena visibilodad. Del Montseny no hace falta decir nada más. Todo un reto disfrutado! Salut i pedals!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s