Xa. Cuabarrada: pura diversión

Volvemos a la senda tras un breve período de relajación y recuperación, obligado después de participar en la Gran Fons Ponent. A lo largo de las últimas semanas se han visto reducidas considerablemente las horas de pedaleo, y está costando recuperar el ritmo. Para motivarse, nada mejor que participar en una marcha BTT (competición), que transcurra por terreno desconocido (curiosidad GEO), y que tenga buenas referencias (valor seguro): la Cuabarrada.

La participación en la Cuabarrada también es el punto de inicio de una colaboración con Action Bikes en Montcada i Reixac, una tienda biker de referencia en Barcelona. A parte de la confianza por su profesionalidad y experiencia en cuánto al mantenimiento y cuidado de la máquina (powered by), ahora también ha ofrecido la posibilidad de contar con equipación de calidad (dressed by). Vaya por delante el agradecimiento a Carles y su equipo por el buen trato y ofrecimiento.

La cursa BTT (mapa)

La cursa BTT Cuabarrada se celebra en el municipio de Canyelles, entre el Garraf y el Penedès. Es una marcha atractiva que ya cuenta con cierto renombre, llegando este año a su décima edición, y además demuestran que su objetivo es puramente la diversión del ciclista, tal y como se puede comprobar al limitar el número de inscripciones, a pesar de poder tener mayor participación.

Para su Xa. edición propusieron un recorrido muy interesante, de 46 kilómetros con un desnivel positivo de 1150 metros, y también una opción corta, permitiendo la participación de cualquier ciclista con una mínima preparación, muy asequible. El trazado dibujaba varios bucles a lo largo del recorrido, lo que permite rodar toda la distancia en un espacio reducido y cercano a la base logística (salida/llegada).  A su vez, es un trazado muy variado, con tramos de asfalto, pista y camino, y senderos técnicamente asequibles, exceptuando algún punto de mayor dificultad muy bien señalizado. El mayor peligro fue el estado de los caminos, muy secos, con polvo y piedra suelta, por tanto nerviosos y exigiendo un pedaleo prudente y atento.

Aunque el recorrido no se alejaba mucho del entorno de Canyelles, ello no fue problema para recorrer parajes de interés, paisaje de caliza típico del Garraf, matorral mediterráneo denso, bosques de pino blanco, y también parajes típicos del Penedès, como poder pedalear entre campos de viñedos, aún verdes aunque ya dejando notar los efectos de la llegada del otoño. A su vez también cabe destacar la principal ascensión al Puig de l’Àliga, desde donde se puede disfrutar de una excepcional vista de toda la costa del Garraf y Baix Penedès. Esta ascensión se realizaba en los primeros kilómetros, concentrando gran parte del desnivel. Uno de los tramos más divertidos fue el sendero a 5 kilómetros del final, cerca de la Serra de la Cogullada, con ligero ascenso y buen terreno, rodeadoo de una densa capa elevada de maleza, como un Rider cazador en plena sabana.

Y el recorrido, tal y como comentó la organización, daba pié a la diversión, pues sin ser técnicamente muy exigente, permitía a los riders menos experimentados o poco hábiles en senderos, más rodarores como el interesado, dejarse llevar y disfrutar hasta prácticamente el último metro de la marcha.

Como es costumbre, a continuación se muestra un mapa interactivo con el track de la ruta realizada y la consulta de algunos parámetros de la misma (velocidad, desnivel vertical y pendiente (%) de cada tramo gps, entre punto y punto) al mover el mouse sobre el track, así como acceder a la actividad en strava al pulsar sobre el popup del track.

Conclusiones

La conclusión principal es haber recuperado las buenas sensaciones tras unas semanas de poca actividad. Principalmente haber finalizado la marcha disfrutando mucho e incluso quedándose con ganas de más kilómetros, pero no tanto por la distancia, sino por la diversión. Aprovecho también para felicitar a los compañeros del club Open Natura, quienes obtuvieron muy buenos resultados, además esta vez si que pude conversar con el President, nos vamos cruzando últimamente.

En este sentido la Cuabarrada ha cumplido todas las expectativas. Como marcha, cabe destacar el buen ambiente y servicios prestados junto con la inscripción, sin echar en falta ningún detalle (avituallamientos muy bien, almuerzo, limpiabicis, obsequio, maillot, etc.), y quizás más en esta edición, la décima. Por ello, nunca hay que dejar de agradecer y felicitar a la organización y todos los voluntarios que hacen posible estas marchas BTT, pensadas y creadas por ciclistas para ciclistas, y con el soporte y cercanía de la población, todo un seguro de éxito.

En el ámbito personal, sumamos la Cuabarrada a la lista de marchas rodadas y conocidas, Canyelles al conjunto de pueblos y territorios conquistados, y ampliamos el conocimiento de nuevos caminos por el Garraf y Penedès. Y seguimos avanzando en el cierre del año, estando ya cerca los principales objetivos, la Montseny 360 (toda una experiencia, pronto la crónica) y la Collserola 100 de Open Natura, siendo ya objetivos mayores y a los que habrá que esforzarse para llegar con mejor forma.

Salut i pedals!

3 comentarios sobre “Xa. Cuabarrada: pura diversión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s