Collserola 100: pedalear con inteligencia

La Serra de Collserola es un auténtico paraíso para la práctica del ciclismo, de todo tipo. Este espacio natural metropolitano, auténtico pulmón de Barcelona, no esconde su densa e intensa red de pistas, caminos y senderos capaces de sorprender a cualquier rider experimentado. A pesar de transitar a menudo por su ámbito, siendo lugar de paso entre las cuencas del Besòs y el Llobregat, rutas con vistas (torres de vigía), finales en alto (Tibidabo), siempre tendrás la oportunidad de descubrir un nuevo camino, un nuevo lugar con encanto, cruzarte con un jabalí a plena luz del día o simplemente perderte por su laberinto.

En esta ocasión el Club Open Natura, junto con el Club Esportiu Bicisport de Barcelona, han organizado nuevamente con gran éxito, y propuesto una nueva marcha #BTT de resistencia no competitiva, que sin duda alguna se convertirá en todo un gran reto: Collserola 100, 100 kilómetros y 3000 metros de desnivel positivo, navegando por pistas y caminos, algún sendero, sin marcar, y teniendo que superar continuos cambios de pendiente. A diferencia de, por ejemplo, Montseny 360 o Ultrabike, en el Montseny, encontrábamos ascensiones largas y continuadas, por lo tanto con cierta concentración del desnivel. Sin embargo, en Collserola el relieve es menos abrupto, y para generar un alto desnivel es necesario sumar kilómetros y superar un auténtico rompe-piernas. Y así llega la primera edición de Collserola 100, un auténtico reto, por los parámetros 100/3000, y por el recorrido (todo un acierto y muy bien compensado,  a pesar de ser un espacio relativamente urbanizado, el % de kilómetros en asfalto fue muy bajo).

La jornada y marcha BTT

Algún día tenía que suceder, eran ya demasiadas las jornadas rozando la perfección en cuanto a logística. La salida de la marcha era a las 7.30 en Nou Barris, Barcelona, y por tanto había que partir pronto de Sentmenat… pues bien, empezamos el día de un sobresalto… “mierda! Es tarde! No llego…” Os ha pasado, ¿Verdad? Por una décima de segundo un atisbo de “paso…”, pero rápidamente desaparece. No hay tiempo para contemplaciones, prepararse, no dejarse nada y cargar la bici en coche… de camino una media hora, aparcar en Barcelona… recoger el dorsal, y a pedalear… eran las 6.20h… Ley de Murphy, cuando piensas que no puede ir peor… al querer montar la luz trasera, cae y se jode… (Noooo!!), no hay tiempo para lamentarse. Seguimos. Cargamos bici en coche… al cerrar el portabicis se da de sí la cerradura del brazo que agarra la bici… (Joder!!!). No hay tiempo para desahogarse, una solución rápida es necesaria… Por suerte tenía recambio para la cerradura… 10 minutos más. Finalmente salgo a las 6.45 de Sentmenat. Por el camino intento avisar a la organización: “guardarme el dorsal!!!”. A las 7.10 entro por la Meridiana, por suerte puedo aparcar rápido, y llego a las 7:25 a la salida!!! Buuuufff suspiro de alivio, he llegado a tiempo, y bien despierto! Quin patiment!

Finalmente, a las 7.34 los casi 200 participantes iniciamos la marcha. Por delante algo más de 100 kilómetros de navegación BTT para recorrer todos los rincones abiertos de Collserola. Los primeros kilómetros son suaves, de pedaleo calmado en las primeras rampas, en busca de un ritmo confortable y sin subir de pulsaciones. Aunque en las últimas semanas he ido recuperando, lo principal para superar estas marchas de resistencia es ser consciente del estado de forma del momento y saber dosificar, siendo quizás más importante el esfuerzo que debas hacer en la segunda mitad del recorrido que el que puedas imprimir al principio. Este marcará como podrás finalizar la misma.

La primera parte del recorrido transcurría por el sector nororiental de Collserola, pasando de Barcelona a Cerdanyola y posteriormente volviendo a subir hasta Vallvidriera. La navegación con el GPS, recorrido no marcado, en general fue correcta, con algún pequeño error de dirección puntual, curiosamente provocado por la confianza o inercia a seguir camino conocido. La ruta es muy rodadora, en su mayoría pista o camino ancho, típico de Collserola, alternado con algún pequeño tramo de sendero, pero sin gran dificultad técnica. A partir del paso por Vallvidriera cambiamos al sector suroccidental de la Serra de Collserola, hacia la cuenca del Llobregat, y pasando por Sant Feliu, Molins, el Papiol y Sant Cugat.

A lo largo de esta segunda parte sorprende el conjunto de caminos por los cuales se pasa, muchos de ellos desconocidos y provocando incluso sensación de desorientación en un entorno muy conocido. Es genial que siempre tengas la oportunidad de descubrir nuevos caminos, de sorprenderte. Es en esta segunda parte en la cuál se encuentran algunas de las rampas más duras, paso por puntos clásicos, como el pantà de Vallvidriera, o por lugares de gran valor paisajístico (Riera de Vallvidriera), curiosos (cementera de Sant Feliu) o completamente desconocidos (aproximación a el Papiol). Y poco a poco vamos avanzando y consolidando buen ritmo, llegando al punto de control (km 70 aprox.) con buenas piernas y bien de ánimo.

El recorrido por el sector suroccidental cerraba un gran bucle volviendo nuevamente al avituallamiento de Vallvidriera, kilómetro 89 de la ruta. Aquí hubo un encuentro bestial, de los típicos que puedes tener en Collserola en cualquier momento: un jabalí a las 15h. de la tarde campando a sus anchas buscando sus bellotas. Suerte que están acostumbrados y pasan de nosotros, inteligentes. A partir de este punto, ya quedaba un tramo final de aproximadamente 15 kilómetros, los cuáles si que transcurrieron por camino conocido, el Passeig de les Aigües, paso bajo Tibidabo, con un día muy claro y unas vistas excepcionales de Barcelona. Momento en el que aproveché para realizar un alto en el camino e inmortalizar la gloria de haber alcanzado el kilómetro 100. Al final la progresión fue buena, y me vi con fuerzas de incrementar el ritmo, en terreno favorable, hasta alcanzar el descenso hacia la sede del Distrito de Nou Barris, punto final de la marcha.

El mapa

En el mapa interactivo se muestra el track de la ruta realizada (en amarillo, puedes acceder a la actividad en strava al pulsar sobre el mismo en el pop-up) y la consulta de algunos parámetros de la misma (velocidad, elevación y distancia desde el inicio) al mover el mouse sobre el track. Se ha intentado realizar, siempre jugando con los mapas, una representación por tramos según la tendencia en la pendiente, los tramos rojos representan ascensión, los verdes descenso, y el resto de zonas sin clara definición de color (llano). En gran medida permite confirmar las sensaciones: no se dejó de ascender durante toda la jornada.

Conclusiones

Gran satisfacción por haber participado y finalizado la Collserola 100. A pesar de transcurrir por territorio conocido ha sido una grata sorpresa reconocer que es posible enlazar pistas y caminos para cerrar un recorrido redondo y prácticamente sin repetir vía. Personalmente es algo que aprecio mucho y siempre busco en las rutas, no repetir camino. También muy satisfecho por haber pedaleado con inteligencia, esto quiere decir habiendo dosificado, siguiendo en todo momento el propio ritmo, evitando cebarse o seguir a otros, controlando pulsaciones, y consiguiendo finalizar con buen tono, buen ritmo y buena media personal. El mejor dato fue comprobar como el tiempo total de realización fue menor a las 8 horas, inferior a Montseny 360 (83/2900), a pesar de la mayor distancia. Lo que indica que, aunque tarde, llega la segunda punta de forma del año.

También es justo reconocer y felicitar a Open Natura y BiciSprint, tanto por la iniciativa por montar esta marcha como por la calidad de la organización y buen trato de toda la familia que forma parte del club. El trato excelente, amable y próximo; la marcha impecable, trayecto bien resuelto y equilibrado, exigente pero asequible; los avituallamientos súper correctos y muy bien distribuidos a lo largo de la ruta, sin descompensación alguna; y los servicios complementarios bien ajustados al coste de la marcha. Muy recomendable participar y formar parte del club.

c100_30
Gran satisfacción por finalizar la Collserola 100

Y con la Collserola 100 damos por finalizada la temporada de maratones BTT organizadas del 2017. Ha sido un gran año en el cuál se han superado todos y cada uno de los objetivos de gran fondo planteados (Monsant, Trotamons, Catigat, Romanica, Ultrabike, Ter, Ponent, Montseny 360), grandes experiencias personales y compartidas, territorios conocidos y conquistados, momentos de fortuna, satisfacción y esfuerzo. Ahora quedan unas semanas de rodar libre, retos (GeoRider Challenges) e ir pensando en nuevas y grandes aventuras para el próximo año.

Salut i pedals!

P.d.: también reconocer el buen trabajo de Action bikes, sin los que la Trek no aguantaría tanto ajetreo (superados ya los 9000 kms!). Próximamente nueva visita.

5 comentarios sobre “Collserola 100: pedalear con inteligencia

    1. Jejeje Gracias soci! Si, resistente es. Realmente está siendo un gran año, cuando escribía el post pude hacer memoria de todas las experiencias… y realmente han sido muchas e intensas. Mucho, muchísimo. Un fuerte abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s