Lo brevet 200

Inoculado

Sí, sin lugar a dudas, el veneno ya ha sido inoculado. Puedo percibir y notar como se va extendiendo a través de venas y arterias, fibras, llegando hasta la misma médula, afectando profundamente a todos los órganos vitales, conquistando el corazón y convenciendo al cerebro. Si, ya no hay remedio, no hay vuelta atrás, el espíritu randonneur se va apoderando poco a poco de la propia voluntad, e impone la suya: quieres más kilómetros, más territorio, más experiencias.

Y así es como poco a poco te dejas llevar por el mal camino, y eres incapaz de decir NO a cada nueva propuesta. Confiando en los maestros, sobretodo Jimmy y Ramón, cualquier excusa es buena para pedalear junto a ellos y compartir una nueva experiencia. A veces no sabes bien quién empuja a quién, como sucedió en Tabernas, pero la cuestión es que no hay dudas en cuánto a afrontar nuevos objetivos. Y así es como nos plantamos en Tàrrega (Lleida), para pedalear en una nueva brevet 200 organizada por el Sprint Ciclo Club la Pobla, si de la Pobla de Segur, bien despiertos al alba, preparados para iniciar la ruta.

La ruta

A las 6 am comienza la jornada. Desayunar rápidamente para ir a buscar la cartilla de control y preparar las bicis para la salida, a las 7 am. Son momentos de cierta inquietud ante el camino que nos espera, pero tenemos confianza y estamos preparados. Llevamos un arsenal de bombas energéticas (dulce de leche con queso fresco, nueves, pasas, miel o mermelada), líquidos, geles y barretas proteicas, plátanos… y además contamos con un par de paradas estratégicas y técnicas.

El recorrido de la brevet es una ruta circular con inicio y final en Tàrrega, pasando por las provincias de Lleida, Barcelona y Tarragona, teniendo como puntos de control los pueblos de Arbeca, Balaguer, Ponts, Calaf, Santa Coloma de Queralt y Tàrrega de nuevo. No existe ningún desnivel a destacar, ni puerto ni ascensión con gran intensidad, pero si tramos con tendencia a ascender, falso llano, a lo largo de bastantes kilómetros. El trazado transcurre muy rápido en la primera mitad de la marcha, logramos completar los primeros 100 kms en un tiempo aproximado de 4 horas, plantándonos en Ponts a las 11h de la mañana. A lo largo de esta primera parte, encontramos alguna sorpresa en el track, seguramente trazado siguiendo el principio de distancia más corta, lo que provoca que en algunos cambios de sentido de la carretera, el trazado busque segmentos más rectilíneos que nos llevan por pistas de grava… Gravel!! Qué sensación tan extraña pedalear con la flaca sobre caminos de tierra. Poca broma, cualquier despiste puede ser fatal… mucha atención en estos casos.  También destacó la travesía por carreteras solitarias, sin tránsito de coches, y con aproximación a bellos micropueblos, como Cubells, en lo alto de una cima.

También es de gran utilidad conocer buenos sitios para hacer un alto en el camino. En Ponts se ubica el restaurant El Xalet, muy conocido para quienes hacen la ruta a Andorra por la C14, y que se encuentra en la carretera de Calaf. Un lugar perfecto para recuperar fuerzas tras el esfuerzo realizado en la primera parte, y también para repasar lo que nos esperaba en la segunda, la más dura.

Y así es, comenzamos la segunda parte de la marcha, camino de Calaf, siguiente punto de control, pero sufrimos una avería inesperada. Jimmy rompe el cable del cambio, piñones, y se queda en el pequeño. Gracias al comodín de la llamada, ‘no escucho las bielas…’, impresionante el conocimiento mecánico! Consigue subir la cadena al tercer piñón y decide seguir jugando con el cambio entre plato pequeño y grande. No valoramos ninguna otra alternativa, sólo seguir adelante… eran la 13h15h… y sólo nos quedaba la opción de encontrar un taller de bicis en Torà, siguiente pueblo o Calaf. Volvemos a partir, obviamente para Jimmy seguir significa un sobre-esfuerzo constante, pues debe adecuar la cadencia de pedaleo y fuerza al desarrollo que lleva, y no es nada fácil. Personalmente, y como acción solidaria, decido no bajar al plato pequeño, de forma tal que comparto también parte de ese esfuerzo, pero no es comparable.

Seguimos!! En Torà nada… a Calaf no llegamos a tiempo… así que no queda otra que acabar así. Por suerte no encontramos rampas duras, todo es ascensión continuada y eso permite mantener el ritmo. A la llegada a Calaf, anoto un detalle importante: en las brevets no hay que seguir un track de manera precisa, también hay que improvisar. El trayecto pasa por las afueras de Calaf sin encontrar lugar para registrar el control, así que gracias al aviso de Jimmy, modificamos ruta para entrar en Calaf, sellar y si, tomar una cerveza. Eran momentos de calor, bastante para ser 23 de marzo, aproximadamente unos 24-25º C, y además con ropa de abrigo… ya podéis imaginar.

Seguimos el camino, y entramos en la parte más dura del trayecto, la ascensión a la Panadella, y alcanzando la cota más elevada, aproximadamente unos 800m. Obviamente para Jimmy este tramo se hace muy duro, aquí si que hablamos de un desnivel más elevado, aunque por suerte sin rampas largas. Lo superamos sin mucha dificultad, y a partir de aquí iniciamos un largo descenso y llaneo que nos llevará al siguiente punto de control, la solitaria Santa Coloma de Queralt… aproximadamente eran las 15.30h… y no había ni un alma en la calle, un sábado, y todo estaba cerrado. Acabamos sellando en un restaurante, ante la sorpresa del camarero… no me pasa a menudo decía… ya veo que estás situaciones son de lo más normales en una brevet. Acabamos en la font de les Canelles… potable? No Potable? Aún seguimos con la duda. Allí consumimos una última bomba, e iniciábamos el camino con los últimos 35 kms que nos llevarían hasta Tàrrega.

mapalb200
Ruta y detalles actividad en strava

La última parte del recorrido transcurre por una bella carretera local, solitaria, que sigue el valle del RiuCorb, siguiendo un largo descenso que nos llevaría hasta la C14, ya camino de Tàrrega. Durante este tramo nos quedará en el recuerdo la aproximación al micropueblo de Guimerà, el cuál se encuentra encajonado en la ladera, bajo la protección de un castillo medieval. Una localidad que invita a ser visitada… en bici 😉
Nos acompaña un ligero viento de cara, pero es compensado con el perfil negativo de la carretera, por suerte. En los últimos kms, seguimos de descenso y nos ponemos a rodar como si acabáramos de empezar… “Quién me lleva a 40 kms/h justo antes de llegar?”… lo siento soci, era la emoción del momento, pensar que ya estábamos finalizando una nueva brevet. 

Antes de acabar había una última sorpresa… el trayecto se desvía de la C14, para evitar poco tránsito… y coge un desvío por una carretera local, con muy buen asfalto, pero con una última rampa que ponía la guinda al pastel. Sin mayor problema, llegamos al final en el camping municipal de Tàrrega. 210 kms, 1800 m de desnivel positivo, realizado en poco más de 10 horas, concretamente 8 h 33 min pedaleando a una media de 24.6 km/h. Y lo más destacable, motivo por el que Jimmy se merece un gran reconocimiento, más de 80 kms realizados con el cambio roto, prácticamente a plato y en tramo más duro.

Punto final

Las sensaciones a la llegada son inmejorables, tanto física como mentalmente. Por un lado, a parte de la normal fatiga por el esfuerzo, no hay ningún dolor destacable, es más, a los 5 minutos estamos en pulsaciones de reposo (50 ppm). Y mentalmente, nuevamente la sensación es de euforia, satisfacción, y ahora si, con mayor seguridad y preparación para dar el salto al siguiente nivel: el 300.

Al mismo tiempo que se redactaba este artículo, hemos conocido que se han publicado las homologaciones de Audax!! Apuntar este número: 692267. Es mi primera homologación de una brevet!! Y el tiempo total es de 10h 25min, bravo soci!! 

Tras un breve momento de descanso, una buena ducha fría, que siempre va bien para de-contraer las piernas…. una birra y camino a casa. Había hambre, lógicamente, y también capricho de unos huevos fritos con patatas, chorizo… total, que nos dimos el merecido homenaje antes de seguir celebrando el éxito: segunda brevet completada, con la mejor compañía y un tiempo inmejorable. Seguimos la senda del mal camino con ganas de seguir la fiesta. De hecho, algunos, ahora mismo, siguen pedaleando 😉

Salut i pedals!

P.d.: suponemos que os habéis fijado en el detalle de la imagen de cabecera. Sí, es un mini retrovisor que se acopla fácilmente en el manillar de la bici y añade un elemento de seguridad muy útil. Te permite tener visibilidad de lo que se te aproxima, desde muy lejos, seguir al compañero y mantener una distancia con el grupo. Gracias Ramón por el consejo, realmente vale mucho la pena, y en amazon se puede encontrar muy económico.

P.d. 2: y seguimos!! El próximo objetivo será la maratón btt trotamons. A continuación la primera brevet 300… , catigatultrabike (allí donde cerraremos el círculo, todo empezó y todo acabará allí), y la Ter Bike Experience, de momento… y próximamente se sumarán nuevos objetivos en preparación…

4 comentarios sobre “Lo brevet 200

  1. Soci! Tienes todos los números del Randonneur. Y el más importante: tu solidaridad. Con eso, no hay reto que se te resista, ni brevet que no puedas hacer! Bienvenido a este mundo loco de placer!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s