Brevet 300 Mallorca: el grupo

El viaje

Tras el primer paso en la serie de brevets, el 200, viene el siguiente, el 300. Y cuando tienes a tu alrededor a gente que te motiva, es muy fácil darlo. Y no es baladí, pues cuando un paso implica superarse a uno mismo, sobrepasar tus límites, debes estar convencido de que quieres hacerlo, no de si eres capaz, de eso no debes tener nunca dudas, si se puede. Y con esta mentalidad es con la que se afronta un nuevo objetivo y se aprovecha una gran oportunidad, poder compartir ruta con los mejores en larga distancia, junto al soci que te lleva por el mal camino, y con la mente abierta para aprender y seguir evolucionando como ciclista.

El viaje empieza un jueves, la brevet era el sábado, con vuelo a Palma de Mallorca , sede de la ruta. Antes del sábado se suceden los pasos lógicos. Encontrarse con Jimmy, y conocer a Rocio y Claudio, a quienes se agradece todo el trato y buen cuidado. Recoger la máquina en Belori Bike, una Fuji con cambio electrónico de la que nos hemos enamorado… y dar los primeros pedales para buscar un buen acople. Descansar, y seguir. El viernes es un gran día, primero por poder empezar a rodar en calma con la Fuji, una relajada y reconfortante vuelta por el Passeig Marítim de Palma nos lleva hasta Belori, donde conocemos a Santy Mozos, Cris y Noemí, Randonneurs seguidos en las redes, fue un gran momento de ilusión. Además, Noe me hizo entrega de la gorra #ActitudPositiva ganada a pulso con el post en relación a la recuperación de la lesión. Gracias!

Junto a Jimmy, los 5 disfrutamos de una agradable comida, y a la tarde asistimos muy atentos a una charla de Santy en la que explicó su experiencia como Randonneur y ciclista de ultrafondo, evolución y grandes consejos. Un buen resumen de la misma y creo que es clave, tal y como pude comprobar más tarde, es que “solo, llegarás más rápido, pero en grupo llegarás más lejos”. La gran importancia del grupo, de la família Randonneur, cuidar y arropar al compañero, ayudar, ese iba a ser el gran aprendizaje del fin de semana. También destacar que hablaban de kilómetros como de comer pipas… mareantes los números, increíble la fuerza e ilusión que desprenden todos y cada uno de ellos.

Tras la charla, muy interesante, compartimos una gran cena donde conocemos al resto de grandes Randonneurs, Beleta, Joan, Diego, José Palomares, Agustín, Tomeu, Sebastian, Xavier… todos ellos forman una gran família, han compartido y vivido miles de kilómetros, y además juntos preparan la próxima París-Brest-París, PBP, cota máxima para un randonneur. Acabada la cena, todos a descansar pues el día siguiente iba a ser el gran día.

La brevet

Comenzamos por la noche con todos los preparativos, a medida que vas aumentando la distancia de tus salidas piensas que necesitas llevar más material, alimentación… y realmente no es así del todo. Aunque cuesta dormir por los nervios, caemos hasta las 6am , momento en el que comienza la jornada. El ritual es algo diferente que en una marcha, pero no varía mucho. Recoger la cartilla de puntos de control, desayunar y prepararse para empezar a pedalear a las 7 am. Las sensaciones son de ilusión, cierto nerviosismo pero en positivo, e incertidumbre por lo que espera la jornada. Ya de inicio se denota la falta de experiencia… mientras ellos van preparados, tu estás entretenido con detalles poco útiles. Paciencia, es cuestión de ir aprendiendo.

Empezamos a pedalear con destino a Andratx, afrontando un primer tercio de la brevet de gran dureza, teniendo que superar prácticamente 2500 metros de desnivel positivo en apenas 100 kms, es decir atravesar por completo toda la Serra de Tramuntana. El camino se hace tranquilo, rodamos en grupo y eso permite ir a un ritmo cómodo. Puntualmente siempre hay quien se puede calentar, incluido el menda, pero en general se comparten sensaciones y experiencia entre todos. Es agradable ir conversando, aunque personalmente sea más reservado, y saber que quien te acompaña observa, se preocupa y siempre tienes con quien charlar. Y así , poco a poco se van sucediendo los kilómetros por el tramo más duro y bello de la brevet. Sucesión de carreteras de costa, paisajes kársticos, pueblos escarpados, cierta actividad turística… pero en general un placer para las piernas. En el primer puerto disfrutamos del amanecer sobre la bici, momento espectacular. La primera lección del día es aprender a dosificar el esfuerzo, compartir ruta con el compañero y respirar tranquilo, no se trata de acabar antes. Compartir la ascensión al Puigmajor con Jimmy y Palomares fue uno de los grandes momentos, saber gestionar el esfuerzo sin agobiarse ni quemar al compañero.

Transcurren los kms, superamos Serra de Tramuntana y llegamos a Pollença, donde hacemos un alto para recuperar fuerzas tras superar la parte más complicada. De este tramo, destacar el rápido descenso hacía Sòller y aprender a acoplarse a un tren. Si, ir rodando sobre 40km/h y ver como te pasa como una exhalación Santy tirando de parte del grupo en línea y te dicen… “sube! coge rueda”, y por primera vez nos acoplamos de manera efectiva a un tren, rodando rapidísimo y controlando las distancias. Una gran experiencia. A partir de este tramo, entramos en la segunda parte de la brevet, que va recorriendo el perímetro de la isla por carreteras locales y comarcales ya sin grandes dificultades orográficas, excepto el repecho de Artà. Vamos adquiriendo hábitos Randonneur: gasolinera? Pues un helado. No hay bar, pues un supermercado. Recursos, siempre hay que estar hábil para saber encontrar recursos. El transcurso del tiempo es correcto, vamos sobre el cierre y no hay preocupación en este sentido.

Antes de llegar a Ses Salines, batimos el récord personal de kilómetros, los 227 kms de #MyFriendsRide sobre BTT. También transcurre otro momento mágico de la jornada, ver el atardecer sobre pedales, y ya con confianza y siguiendo la estela de Diego, nos atrevemos por un momento a marcar el ritmo del grupo hasta el punto de control. Tras la cena, llegó la noche y era necesario afrontar los últimos 50 kms en grupo, con calma y sabiendo que íbamos muy por encima del tiempo. Rodar de noche siempre es especial, en montaña quizás aún más, pero en carretera también tiene su encanto. En paralelo, con el compañero, siempre atento a cualquier necesidad, te da charla, y juntos atravesamos la noche para avanzar los últimos kilómetros.

Aproximadamente a media noche hacemos la llegada al Paseo Marítimo de Palma. Una ciudad que está en plena ebullición nocturna, sábado noche, recibe sorprendida a un grupo de ciclistas que desafían con sus focos las luces de neón. Avanzamos tranquilos, aunque en alerta por el tráfico del centro de la ciudad. Pasamos por la Catedral, bella iluminación de noche, y pronto nos acercamos a la última rampa, justo antes de llegar al punto final. Allí, aparece la euforia al ver en la pantalla 310 kms! Hace que uno se olvide de todo y tire para arriba a toda marcha buscando finalizar. Gran alegría descontrolada, primer 300 completado, con muy buenas sensaciones, piernas para seguir y si, obviamente cansado de haber estado pedaleando durante más de 17 horas, pero finalizando con más de 3 horas sobre el margen total de tiempo. Como no puede ser de otra forma, compartimos birra con el soci, pues hay mucho que agradecer por haber ayudado a iniciar un camino realmente emocionante. Las felicitaciones del resto del grupo aún alegran más el estado de ánimo, a pesar del cansancio, será difícil coger el sueño.

b300Mallorca_mapa
Detalle de la ruta y perfil en strava

Finalmente fueron un total de 13 horas 45 minutos en movimiento, casi 17 horas en total, para realizar 310 kms y superar más de 4000 metros de desnivel positivo. Quedaba establecido un nuevo récord personal en cuánto a distancia, pero sobre todo quedaba el recuerdo de haber realizado una gran ruta rodeado por el mejor grupo posible. El recorrido prácticamente es idéntico al tradicional de la Mallorca 312, largamente conocida. La ruta prácticamente permite recorrer todo el perímetro externo de la isla, tal y como podéis ver en la imagen anterior.

Punto final

Las sensaciones realmente fueron buenas, tanto al inicio, durante y al final de la brevet. De hecho, en aquel momento de haber podido continuar, se hubiera seguido. La razón? rodar en grupo te permite ir reservando, dosificar, adaptarte, relajarte o apretar según convenga, y sobretodo sentirte arropado, cuidado, protegido, y tu debes también estar atento a tu compañero, es un gran valor que demuestra el alto grado de compañerismo existente. Fue un 300 muy cómodo, sintiéndose muy protegido por todos. y además un lujo en cuánto a la compañía, casi insuperable. En este sentido fue un placer conocerles a todos, que aunque cada uno tiene su propia personalidad (ver foto de portada), tod@s ellos son magníficas personas.

Por otro lado, fue un gozo realizar tal distancia con la Fuji… bufff si se pudiera… pero vamos a quitar este pensamiento obsceno del cerebro. Gran calidad, fiabilidad, buenas prestaciones y el cambio… mayor comodidad, no diremos imposible, pero difícil de superar.

Pero el fin de semana no acababa aquí. Al día siguiente, entrega de la bici y asistencia como observador a la reunión de preparación del grupo que iba a realizar la PBP. Realmente admirable la capacidad de organización… pero lejos de perder el tiempo embelesado con sus palabras, aprovechamos el momento para:

  1. ¿Podía aún llegar a participar en la PBP 2019? La respuesta es NO, aunque por un momento vimos ciertas posibilidades. Los escuchabas y daban ganas de irse con ellos. Tendremos que esperar al 2023… se dice pronto.
  2. Si el siguiente paso es un 400… cuando acabaron la reunión ya estaba inscrito en el 400 de Massamagrell en Valencia… estaba completamente poseído e ido… 🙂

Una última comida de despedida con Jimmy, Claudio y Noemí me acaba de convencer para pensar que tendremos que volver a la isla, hacia 29 años que no la pisábamos. Un gran fin de semana de Bici y amigos, de superación y recuperación, pues justo días antes habíamos recibido el alta médica… con prescripción de un inicio progresivo de la actividad… en eso estamos 🙂 🙂

Salut i pedals!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s