The GeoRider: año 1

El pasado 2 de enero se cumplió un año del inicio de esta nueva experiencia como bloguero, con la publicación de un post en recuerdo de RiderState, de hecho el punto de inicio de este vicio de bici. Sin ningún objetivo particular, más que compartir la pasión por la geografía y la práctica del ciclismo, se empezó a escribir y a compartir, más experiencias que conocimientos, y poco a poco se ha ido rodando el camino hasta completar este primer año. Es un buen momento para hacer balance con algunas estadísticas de la actividad digital de The GeoRider.

Anuncios

2017 creciendo; 2018 consolidar

2017 ha sido a título personal el mejor año sobre la bici hasta la fecha, sin duda alguna. Fundamentalmente por el conjunto de experiencias vividas, pero también por haber superado a título personal todos los objetivos planteados y todos los registros posibles. Humildemente sólo es posible mostrar satisfacción y orgullo por lo conseguido, que se valora mucho más al detenerse y mirar hacía atrás, no tanto cuando estás en marcha.

Summer adventures (II): Monegros

Lo que sucede en 2017, debe quedar en 2017. Y esta aventura ha sido una de las más grandes de este gran año de #ViciDeBici y merece ser contada. Hacía tiempo que tenía en mente volver a pedalear en Monegros tras la épica participación en la marcha de 2016, contra el cierzo. Pero de una manera diferente, libre, sin presión, pudiendo disfrutar del entorno, de los detalles, sin aglomeraciones... haciendo de cada pedal un momento personal. Y el momento surgió, un viaje inesperado a Huesca en pleno mes de agosto... las oportunidades se deben aprovechar.

Summer adventures (I): #3amigos

2017 está llegando a su fin, pero aún quedan días intensos y objetivos para pedalear, todavía no ha llegado el momento del resumen... Estos últimos días sí que son buenos para recordar y revivir los grandes momentos del año, las experiencias y grandes aventuras. Sin lugar a dudas, el mejor momento del año ha sido el reencuentro con dos buenos amigos y familias, compartiendo un gran fin de semana Bike & Friends. El mundo de la bici ha provocado el cruce de nuestros caminos, RiderState fue la semilla que nos dio a conocer, y la pasión por los pedales poco a poco va forjando una buena amistad.

Pedalear por una causa, una gran experiencia

El sábado pasado tuve el honor de acompañar en su última etapa a José y Ramón, integrantes del equipo Logintia Cycling Team "Pedaleamos por un sueño", que completaron su ruta solidaria desde Badajoz a Barcelona, 1500 kms de pedales para #MachacarAlBicho, a favor de la investigación contra el cáncer infantil a través de la Fundación Iraila. Una acción solidaria siempre enriquece a la persona que la lleva a cabo, la llena de satisfacción por el bien aportado. Si además se mezcla con la pasión, el esfuerzo, el coraje, el sacrificio, la lucha y la capacidad de superación, y todo ello se realiza en busca de un bien ajeno, entonces hablamos de personas excepcionales que aportan un gran bien a la sociedad. Poder estar al lado de ambos titanes durante unas horas ha sido toda una experiencia.

Bici solidaria: pedalear por un sueño

El ciclismo es considerado uno de los deportes más duros que se pueden practicar. Siempre tenemos en el imaginario los grandes momentos que nos brindan los profesionales, quizás olvidando que las mejoras gestas son realizadas por ciclistas anónimos que pedalean por puro placer y amor a la bicicleta, proponiéndose retos y rutas dignos de cualquier pro, y aún es mayor y mejor la gesta si se realiza como medio para conseguir un fin solidario.