VII UltraBike: círculo cerrado

Esta crónica tiene su origen en un momento lejano: 6 de mayo de 2018. Durante la preparación de la UltraBike 2018, sucede lo que todo ciclista teme: una mala caída. A partir de aquí entramos en una dinámica negativa, en todos los sentidos y aspectos, tocas fondo para volver a levantarte, y lentamente vas superando etapas, un camino largo y duro, y finalmente sales adelante. Tras 11 meses de sacrificio y esfuerzo, se llega a superar la lesión y volvemos a sentir emoción sobre dos ruedas. Nos sentimos preparados para afrontar nuevamente grandes retos, y por supuesto entre ellos está el de sentir la satisfacción de superar aquello que se quedó a la espera: había que volver a la ultrabike 2019 y cerrar el círculo. Lo que para la ultrabike empezó, en la ultrabike se tenía que cerrar.