XII CatiGat: me lo bufa

Cada nueva aventura tiene su propia personalidad, y en esta ocasión tampoco pasará desapercibida... ¿Será verdad aquello que se dice de que no hay dos sin tres? Seguramente si, pues este año hemos alcanzando la 3a. participación consecutiva en la Catigat, tras la Xa. Catigat en Linyola y la XIa. CatiGat en Vilanova de Bellpuig, de manera inesperada, pues la fecha inicial no era posible, pero se presentó la ocasión de estar presente en la línea de salida de la XIIa. en Miralcamp el 1 de mayo. Y nuevamente, sin necesidad de extenderse, la CatiGat no defrauda y se percibe el compromiso de la gente, la comarca, el ambiente, y como siempre se agradece toda la atención y la amabilidad, aunque esta sea fugaz...

XI CatiGat: 105 kilómetros, 18 pueblos, 1 comarca, lluvia y fango

Dicen que las buenas experiencias merecen ser repetidas. Tras la primera participación en la Xa. Catigat no quedó duda alguna de que había que volver al Pla d'Urgell. Motivaciones no faltan: compartir el fin de semana con la familia; pedalear por un entorno en plenitud, primavera; admirar y conocer un paisaje modelado y transformado por la acción del hombre, seguir y comprobar como la infraestructura se adapta y supera el terreno; y sobre y ante todo dejarse cuidar y atender por sus gentes, que viven e impulsan esta comprometida marcha popular. La sede de la XIa. CatiGat bicitour Pla d'Urgell se encontraba en Vilanova de Bellpuig, un pequeño municipio que formar parte de los 18 pueblos de la comarca.