VII UltraBike: círculo cerrado

Esta crónica tiene su origen en un momento lejano: 6 de mayo de 2018. Durante la preparación de la UltraBike 2018, sucede lo que todo ciclista teme: una mala caída. A partir de aquí entramos en una dinámica negativa, en todos los sentidos y aspectos, tocas fondo para volver a levantarte, y lentamente vas superando etapas, un camino largo y duro, y finalmente sales adelante. Tras 11 meses de sacrificio y esfuerzo, se llega a superar la lesión y volvemos a sentir emoción sobre dos ruedas. Nos sentimos preparados para afrontar nuevamente grandes retos, y por supuesto entre ellos está el de sentir la satisfacción de superar aquello que se quedó a la espera: había que volver a la ultrabike 2019 y cerrar el círculo. Lo que para la ultrabike empezó, en la ultrabike se tenía que cerrar.

El Molar, Montseny

V UltraBike Aventura: superando límites

Gran descubrimiento el de la UltraBike, una marcha BTT de resistencia que se describe por si sola con su presentación: reto, sacrificio, esfuerzo, superación y emoción. Y así ha sido, un auténtico reto personal, que ha supuesto sacrificio y esfuerzo para superar las dificultades y seguir progresando, y por supuesto emoción y disfrute, por el paisaje y la naturaleza, por la bici, del ambiente de carrera y compañeros riders, y de la satisfacción propia por finalizar la marcha y seguir ampliando los límites y capacidad personal.

VI La Romànica en BTT: resistencia!

El ciclismo de montaña te presenta retos en tu camino que ponen a prueba tu capacidad física y mental, tanto por la dureza del recorrido a afrontar, como por la lucha interna continua para auto-convencerse de ser capaz de llegar al final, de superarse. Sin duda alguna la marcha de resistencia la Romànica en BTT es uno de estos retos, y participar, sufrir, esforzarse y luchar por superarla ha sido toda una experiencia.

¿Sintiendo el flow? IV Marxa BTT 5 Pics de Begues

Si en la variedad está el gusto, ciertamente la marxa BTT 5 Pics de Begues cumple con lo esperado. Un recorrido diverso, divertido, nervioso, que pone a prueba tu capacidad de adaptación a los cambios del terreno, y requiere de esfuerzo y pericia para superar los innumerables obstáculos. Más de 20 años después quería rememorar las salidas por las montañas de Begues, y la experiencia ha sido muy satisfactoria a nivel personal.